Saltear al contenido principal

Virtualización

Da el salto al mundo virtual con nosotros.

A continuación te presentamos una introducción al mundo de la virtualización y algunas de sus ventajas para la empresa. Aunque son sólo ejemplos, nos sirve para hacernos una idea de cómo los entornos virtuales pueden revolucionar nuestra forma de trabajar.

¿Qué es la virtualizacion?

Hoy en día todo el mundo habla de la virtualización, de la nube… pero ¿de qué se trata?

Cuando pensamos en nuestro trabajo (en la forma tradicional), imaginamos un equipo de sobremesa o un portátil. Instalamos nuestros programas, utilizamos distintas herramientas y aplicaciones, navegamos por Internet, colaboramos con otros miembros de los equipos…

¿Qué sucede si nuestro disco duro principal falla?

Nos toca reinstalar el ordenador. Programas, configuraciones, datos, etc. Supone un tiempo precioso volver a dejar nuestro ordenador tal y como estaba con todas nuestras configuraciones. Incluso teniendo una copia de seguridad.

Virtualizar es separar la parte física (el hardware o piezas) de la parte software. Mejor dicho independizar una de otra.

Así, vamos a pensar en que todos lo que tenemos en el PC lo guardamos en un contenedor (máquina virtual). El sistema operativo, aplicaciones de ofimática, absolutamente todo. Si nos encontramos en la situación anterior donde falla el disco duro, simplemente tendremos que cambiarlo y restaurar el contenedor. Volvemos a tener nuestro equipo tal y como estaba. Se trata de convertir nuestra empresa en una infraestructura basada en software.

¿Y si ésto lo podemos automatizar?

Las posibilidades que se nos presentan son casi infinitas. Vamos a ver que podemos hacer con cada tipo de virtualización en nuestras empresas.

Virtualización de servidores

Uno de los principales usos de la virtualizacion es virtualizar servidores.

En prácticamente todas las empresas, existe al menos un servidor. Dado que debe dar servicio a los usuarios de la red, su desempeño, se vuelve crítico. Un fallo en estos sistemas puede suponer paradas en la producción, pérdida de datos o incluso un grave daño a la economía de la empresa.

Si virtualizamos los servidores de la empresa, obtenemos grandes ventajas:

  • Independencia del hardware: en caso de fallo, podemos montarlo sobre otro sistema en un plazo muy breve.
  • Alta disponibilidad: con el software de virtualizacion adecuado, podemos crear sistemas de alta disponibilidad y tolerancia a fallos. Si el sistema sobre el que se ejecuta tiene un error, el equipo puede levantarse automáticamente sobre otro dispositivo que esté activo.
  • Copias de seguridad: realizamos copias de seguridad de la máquina completa. Desde el sistema operativo hasta la última configuración. Cada copia es un clon de la máquina original.
  • Crecimiento bajo demanda: dado que podemos ajustar la asignación de recursos hardware a nuestra máquina virtual, si nos quedamos cortos en algún momento podemos ampliarlo sin problema. Así si el servidor tenía asignado originalmente 8GB de RAM e instalamos una base de datos con unos requisitos muy elevados, nos basta con agregar más recursos al equipo y asignárselos a la máquina virtual.
  • Uso bajo demanda: si necesitamos crear una nueva máquina virtual podemos crearla en minutos. Si en el futuro ya no es necesaria la eliminamos y liberamos los recursos utilizados.
  • Nuevas herramientas: en el mercado existen infinidad de máquinas virtuales preconfiguradas, listas para utilizar. Muchos fabricantes ofrecen la posibilidad de usar sus aplicaciones llave en mano. Ya no es necesario instalar el sistema operativo, instalar la aplicación (un nuevo CRM por ejemplo) y configurarla. El fabricante de software ofrece todo esto en una máquina virtual ya configurada y lista para funcionar desde el primer momento. Bastará descargarla e integrarla en nuestro sistema de virtualizacion.

Azure, la nube de Microsoft.

Microsoft Azure es la nube pública de la compañía Microsoft, donde podemos crear cualquier proyecto tecnológico de forma rápida, segura y totalmente escalable.

Se trata de un espacio donde podemos virtualizar infraestructuras y servicios. Es decir, podemos crear desde un conjunto de servidores conectados por VPN a nuestras oficinas hasta proyetcos de IoT, Bigdata y un interminable etc.

Además podemos gestionar todos los recursos de forma centralizada desde azure portal. Un panel de control donde podemos añadir, eliminar o modificar recursos. Es posible contratar nuevos recursos para nuestro centro de datos virtual o incluso moverlos entre distintas ubicaciones a lo largo del planeta.

Con la calculadora azure tendremos al instante una valoración de los costes, que podremos comparar con las instalaciones tradicionales (infraestructura en la propia oficina).

Volver arriba